Diversos internos, entre ellos dos defensores de DH, iniciaron esta mañana huelga de hambre para exigir respeto a su dignidad y condiciones carcelarias dignas 

  • Exigimos garantías para la integridad física y psicológica de los defensores de DH presos políticos Damián Gallardo Martínez y Enrique Guerrero Aviña
  • Exigimos la inmediata destitución del director del Cefereso 2 de El Salto, Jalisco, Sr. Vélez Laredo, y del Coordinador General de los Penales de Mediana y Alta Seguridad.
  • Exigimos a CNDH emita la solicitud de medidas cautelares y que se constituya de manera inmediata dentro del penal federal para constatar la seguridad física y psicológica de toda la población penitenciaria y en específico de los defensores victimas de detención arbitraria prolongada

El día de hoy 6 de marzo, aproximadamente 100 internos en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, iniciaron una huelga de hambre frente a la situación de tortura, tratos crueles e inhumanos en el Cefereso 2 Puente Grande, Jalisco.

Ha sido de nuestro conocimiento que dicha situación se ha agravado desde la recién entrada en función de José Vélez Laredo como nuevo director del Cefereso y del General Salvador Camacho Aguirre como Coordinador General de los Penales de Mediana y Alta Seguridad, mismo que cuenta con preocupantes antecedentes de uso excesivo de la fuerza por su papel en la Policía Federal en Tanhuato y Nochixtlán.

Es de particular relevancia que el día de hoy haya una manifestación a las afueras del Cefereso encabezada por familiares, abogados y amigos de diversos reclusos, frente al hastió de la tortura y malos tratos que se han agudizado ya que mucho tiempo se han quedado callados y hoy decidieron denunciar.

Es particularmente grave que los tratos crueles e inhumanos hayan sido denunciados anteriormente por los defensores de derechos humanos Damián Gallardo Martínez y Enrique Guerrero Aviña, arbitrariamente detenidos en este penal desde hace más de 3 años.

Desde el 2015, los defensores de derechos humanos han presentado diversas quejas ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos, se han emitido llamados urgentes desde organismos internacionales denunciando la tortura y malos tratos y se han promovido diversos amparos frente a los malos tratos sufridos de manera  constante y sistemática en el penal de máxima seguridad, destacando uno promovido por Enrique Guerrero Aviña que lo ampara y protege para efectos de no repetición, sin embargo el órgano desconcertado y la dirección del Cefereso han hecho caso omiso a dicha sentencia Judicial.

Entre las violaciones a derechos humanos de particular gravedad denunciadas por los internos cabe destacar:

Incomunicación y violación del derecho a una defensa legal:

  • La correspondencia de los internos es revisada, su transmisión dilatada hasta periodos de más de 30 días y la correspondencia jurídica —promoción de amparos por ejemplo-–  es retenida.
  • Los internos pasan hasta 22 horas al día en una celda de menos de 2m x 3,5m. Dicha situación se ve agravada todavía más cuando los internos son castigados de forma injustificada por levantar una basura o estar enfermos, por ejemplo. Los castigos van en el sentido de privar a los internos de asistir a la comida por un periodo de hasta 30 días.
  • Asimismo, las horas de visita han sido disminuidas, varias visitas negadas sin motivo y las llamadas telefónicas limitadas.

Tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes:

  • Los internos son obligados a realizar posiciones forzadas de manera prolongada, son objetos de revisiones exhaustivas, desnudos y en presencia de custodias mujeres, constituyendo en este sentido tortura sexual.
  • Dicha situación también ha impactado en las visitas, que son sometidas a revisiones exhaustivas en las que se tienen que bajar la ropa interior o cambiarse la toalla sanitaria en público, a pesar de haber sido previamente sometidas a varios métodos de láser y seguridad para verificar que no portaban nada indebido.

De la misma manera, las visitas se ven limitadas en la posibilidad de tomar agua, permanenciendo hasta 10 horas sin acceso a un vaso de agua.

 

Derecho a la salud:

  • La dilación en la atención médica y la ausencia de atención médica adecuada en el penal ha impactado de manera particularmente grave en la salud de los internos, como es el caso de Enrique Guerrero Aviña y Damián Gallardo Martínez, quienes a pesar de haber solicitado en tiempo y forma atención a distintas afectaciones en salud, permanecen sin atención.

 

Frente a la gravedad de la situación, exigimos:

  • Garantizar la seguridad física y psicológica de todos y cada uno de los internos del Cefereso 2, de Puente Grande, Jalisco, así como el cese de cualquier acto de intimidación y hostigamiento por la defensa de sus derechos.
  • La inmediata destitución del director del Cefereso 2, José Vélez Laredo; del secretario de seguridad del penal y del Coordinador General de los Penales de Mediana y Alta Seguridad.
  • Que la CNDH emita medidas cautelares y se constituya de manera inmediata dentro del penal para constatar las garantías de seguridad física y psicológica de toda la población penitenciaria y en específico de los defensores de derechos humanos víctimas de detención arbitraria prolongada.
  • Que el Mecanismo de Protección a Periodistas y Defensores ejecute medidas de protección a los defensores de derechos Humanos Damián Gallardo Martínez y Enrique Guerrero Aviña.
  • La pronta investigación y sanción penal, civil y administrativa en contra de los responsables intelectuales y materiales de la tortura, tratos crueles, inhumanos y degradantes dentro del Cefereso.

 

Para mayor información:

Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca A.C.

Yesica Sánchez Maya

yesica@consorciooaxaca.org.mx

Tel: (045) 951 124 09 02

  

Caso Damián Gallardo Martínez

Yolanda Barranco Hernández

barrancoyolanda@hotmail.com

comitefamiliaresdamiangallardo@gmail.com

Tel: (045) 951 195 64 63

 

Caso Enrique Guerrero Aviña

Lenica Morales Zavaleta

Correo: cega.enrique@gmail.com

Tel:  (01 55) 56596797 ext 227

(01 55) 56045642