A LAS DELEGADAS Y DELEGADOS
DEL V CONGRESO POLITICO DE LA SECCION XXII
AL COMITÉ EJECUTIVO SECCIONAL DE LA SECCION XXII AL MAGISTERIO OAXAQUEÑO
A TODAS LAS MUJERES

Durante el año 2014, Oaxaca ocupó el tercer lugar a nivel nacional en feminicidios, sólo detrás del Estado de México y el Distrito Federal, según el Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio.

Ante el contexto de opresión, discriminación y exclusión que vivimos las mujeres; el recrudecimiento de todas las formas de violencia (física, emocional, psicológica, institucional, política); y de una ola de feminicidios propias del sistema capitalista, patriarcal y machista, las mujeres organizadas y de consciencia nos vimos en la necesidad de realizar el Primer Encuentro de Mujeres “Hacia una Educación por la Vida y la Dignidad” llevado a cabo el 20 de enero del 2018, con el propósito de compartir, reconocernos, reflexionar y organizarnos, para construir entre todas, alternativas que incidan en cada uno de nuestros espacios, primordialmente en el educativo que nos permita defender nuestra dignidad y el respeto a la vida.
Las mujeres ahí reunidas, coincidimos en los siguientes planteamientos:

• El sistema patriarcal nos oprime a hombres y mujeres pero de manera específica a las mujeres. Desde niñas nos arrebatan la identidad para imponernos otra, generada desde los medios de comunicación, la religión, la sociedad, la educación y todas las instituciones.
• La invisibilidad de las mujeres ha sido parte de la construcción histórica del sistema capitalista en todos los espacios, desde la ciencia, las, artes, el deporte, en la política y la pedagogía.
• Históricamente se nos ha impuesto el trabajo doméstico, el cual no ha sido valorado en ninguno de los ámbitos de la sociedad, ni siquiera su aporte a la economía mundial.
• Las mujeres, al igual que los territorios estamos sufriendo despojo, violencia y muerte.
• Las opresiones, discriminaciones y violencia nos cortan la vida y nos impide vivir dignamente.
• La mayoría de los medios de comunicación son una herramienta del patriarcado que contribuyen a la violencia, exhibiendo a las mujeres como objetos sexuales y mercantiles para su dominio. Ni muertas nos respetan, los cuerpos de las mujeres son mutilados y exhibidos.
• Hay un bombardeo de mensajes machistas que refuerzan estereotipos de género, reforzando una cultura de dominio, opresión y sumisión de las mujeres.
• El capitalismo a través de los medios de comunicación nos han convertido en consumidoras, un gran porcentaje de las ganancias de las empresas son de productos de belleza.
• Las agresiones y hostigamiento sexual también alcanza a las comunicadoras y compañeras de los movimientos sociales, se hacen presentes en los medios y espacios alternativos donde se supone que caminamos con compañeros de lucha.
• Ante la exigencia de Justicia, frente a las agresiones que vivimos se nos cuestiona, deslegitima, estigmatiza y denosta imponiéndonos el silencio en aras de la unidad de los movimientos sociales, sindicales y populares y se nos responsabiliza de cualquier ruptura dentro de los movimientos por exigir nuestro derecho a una vida libre de violencia.
• A las mujeres se nos excluye y se ha minimizando nuestra capacidad política para ocupar cargos de representación sindical y popular.
• Hemos sido objeto de todo tipo de violencia en la familia, en el trabajo, en las instituciones religiosas, en espacios sindicales y populares.
• El Estado, el Patriarcado y el Machismo nos reprime a través de todas sus instituciones (familia, escuela, iglesia, medios de comunicación, instituciones públicas, etc.) manifestándose desde la omisión, exclusión, discriminación, opresión y llegando a su máxima manifestación: el feminicidio.
• Que la aprobación de la Ley de Seguridad Interior nos colocará a todas las personas en mayor vulnerabilidad particularmente a las mujeres, dado que la presencia militar conlleva a desapariciones, violencias, violencia sexual y como consecuencia embarazos no deseados.

La violencia se aprende, se vive y se reproduce, pero también se combate:

• Frente a este escenario, las mujeres estamos construyendo un mundo sin violencia, incluyente y con reconocimiento a la diversidad, en el que se reconozca, se valore y se visibilice las aportaciones y el trabajo que hacemos para sostener la vida.
• Reconocemos que nuestros cuerpos guardan la memoria y sabiduría de nuestras ancestras por lo que afirmamos que defender nuestros cuerpos es defender el territorio.

• Las mujeres damos la lucha contra el patriarcado, el machismo y el estado capitalista neoliberal y represor, tejiendo desde abajo y en una práctica cotidiana.
• Estamos generando procesos educativos con enfoque no sexista, popular y feminista, por la vida y la dignidad.
• Reconocemos que el punto clave para la transformación social son las niñas y los niños, pero el punto de partida somos mujeres y hombres, por lo que como educadores tenemos esta gran responsabilidad.

En virtud de lo anterior, saludamos combativamente este V Congreso Político que lleva a cabo la Sección 22 del CNTE, cuyo objetivo es realizar un análisis crítico, de la situación actual que atraviesa el MDTEO para su reorganización y fortalecimiento, De ahí que las mujeres trabajadoras de la educación y de otros sectores que participamos en el Primer Encuentro de Mujeres hacia una Educación por la Vida y la Dignidad, compartimos con ustedes la aspiración de una sociedad libre, digna, con justicia social pero también consideramos importante visibilizar nuestra lucha por una vida libre de violencia machista y patriarcal.

Por lo tanto demandamos
a) Que se considere la participación política de las mujeres en todos los espacios de representación sindical reconociendo sus aportes a la lucha social.
b) Que se respete en la práctica el principio rector que hace alusión a la participación de la mujer en equidad de género, considerando que no sean objeto de violencia y quien no lo acate sea sancionado drásticamente con instancias, mecanismos y procedimientos que este MDTEO establezca.
c) Que se genere una campaña de CERO TOLERANCIA a la violencia contra las mujeres, niñas y niños.
d) Que se retomen acciones sobre los derechos de las mujeres, particularmente por una vida libre de violencia, en el marco del Día Internacional de la Mujer (8 de marzo) y el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres (25 de Noviembre).
e). Que los maestros y maestras de este MDTEO consideren en los diferentes Proyectos Educativos Alternativos del PTEO temas sobre los derechos de las mujeres, niñas, niños y adolescentes, así como una formación libre de violencia.
e). Que se incorpore en las mesas de trabajo del congreso político esta Declaratoria de las Mujeres para su análisis, reflexión y acciones en las diferentes mesas de trabajo y se coadyuve a una formación y educación con un pensamiento para defender la vida y dignidad de las niñas, niños y adolescentes y mujeres en general.

Y exigimos que este V Congreso Político se pronuncie en contra de la violencia hacia las mujeres, generando los mecanismos de atención y sanción correspondiente.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca a 26 de Febrero del 2018

¡¡¡VIVAS Y LIBRES NOS QUEREMOS!!
¡¡¡CERO TOLERANCIA A LA VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES!!!
¡¡¡ NINGUNA AGRESIÓN SIN RESPUESTA, NINGÚN AGRESOR SIN CASTIGO!!
¡¡¡ NI LAS MUJERES, NI LA TIERRA, SOMOS TERRITORIO DE CONQUISTA!!!
¡¡¡PATRIARCADO Y CAPITAL, ALIANZA CRIMINAL!!!

COMBATIVAMENTE: LAS MUJERES PARTICIPANTES AL ENCUENTRO DE MUJERES “HACIA UNA EDUCACIÒN POR LA VIDA Y LA DIGNIDAD”, COLECTIVO MUJER NUEVA, CONSORCIO PARA EL DIALOGO PARLAMENTARIO Y LA EQUIDAD OAXACA, EDUCA, HERRAMIENTAS PARA EL BUEN VIVIR, SURCO, OJO DE AGUA COMUNICACIÓN, COMITE DE FAMILIARES Y AMIGOS DAMIAN GALLARDO, SECCION XXII. 9