El libro Aprendizajes de vida. Interdisciplinariedad universitaria para erradicar la violencia de género fue presentado por Consorcio Oaxaca y jóvenes universitarias/os con la intención de difundir los resultados de un proyecto interdisciplinario en torno a las diversas violencias de género.

“¿Es posible que trabajen colectivamente estudiantes de universidades públicas y privadas? ¿Es posible la integración de jóvenes estudiantes proviniendo de diversas disciplinas para analizar la violencia machista?” se preguntó Pilar Muriedas, integrante del Equipo Directivo de Consorcio Oaxaca para diseñar junto con Lisa Runkler el proyecto “Perspectiva disciplinaria e interuniversitaria para la defensa de los derechos humanos con visión de género”, el cual culmina con la presentación del mencionado libro.

Con este proyecto se despertó el interés de 20 jóvenes que estudian derecho, sociología, psicología, pedagogía y artes visuales, de la Universidad La Salle, del Golfo de México, de la UABJO y de la UNAM. Se reunieron todos los sábados de octubre del 2017 a marzo del 2018 configurando un espacio para el diálogo, el debate y la creatividad.

Muriedas Juárez, sostuvo, que cuando se habla de violencia de género se aborda desde la distancia, en el curso se contó además de docentes especialistas en el teman, con testimonios de mujeres que han sobrevivido diversos tipos de violencias, lo cual imprimió mayor impacto en las y los participantes. Quienes brindaron sus testimonios en el curso fueron Zoila Bengochea, mamá de Dafné Carreño quién fue víctima de feminicidio. Reyna Rivera, sobreviviente de violencia familiar durante más de 30 años; Elisa Zepeda, sobreviviente de violencia política, ahora diputada local. Daniel Nizcub, joven transexual quien compartió su experiencia de transición.

Por su parte, Carmen Calvo, estudiante de psicología comentó en el evento, que el mencionado proyecto “ abrió dos puertas: darnos cuenta de lo que pasa en la realidad porque en la escuela nunca nos van a hablar de la crudeza de la violencia y formular alternativas para erradicarla y la otra, nos mostró la viabilidad de trabajar una misma problemática con estudiantes de otras carreras, siempre creemos que en mi licenciatura tenemos la verdad”.

La tarea de escribir fue uno de los grandes retos que enfrentaron las y los participantes de esta iniciativa ya que en las universidades muy pocas oportunidades se abren para motivar la escritura en cuanto a lo que piensa y siente el estudiantado. Por ello escribir para un libro, como el que presentaron, significa un gran logro

Por todo lo anterior, Aprendizajes de vida. Interdisciplinariedad universitaria para erradicar la violencia de género, se espera que sirva de referencia para estudiantes, personal académico y directivos de instituciones de educación superior.

Si les interesa la lectura de dicho libro pueden pasar a las oficinas de Consorcio Oaxaca o descargarlo aquí