El pasado viernes 3 de agosto realizamos la entrega de uniformes para un equipo femenil de la comunidad de Miramar, en la región mixteca, con el objetivo de contribuir al empoderamiento de las mujeres jóvenes y su participación en el deporte.

Las integrantes del equipo son jóvenes atrevidas y dispuestas a traspasar las barreras de género para jugar futbol en su región, práctica que es poco común. De tal manera que reconocemos el compromiso férreo de Nancy García para liderar a este equipo de mujeres.

En un acto simbólico de entrega de uniformes las autoridades comunitarias nos reconocieron por el apoyo brindado y las mamás de las jugadoras nos invitaron a una sabrosa comida y obsequios propios de la región.

En definitiva, las mujeres se encuentran en una situación de desigualdad en el ámbito deportivo al no contar con las condiciones mínimas para su participación en el futbol y ante la inexistencia de programas o políticas que incentiven la presencia de mujeres.

El caso de las jóvenes de Miramar nos demuestra sus ganas inmensas de estar presentes en el fútbol pero contrasta con su contexto que les exige moverse y organizarse para conseguir apoyos que le permitan alumbrar su campo de futbol, así como artículos deportivos (tenis especiales) y la organización de una liga de mujeres.

Así que, desde aquí, llamamos a solidarizarse con este grupo de jóvenes futbolistas.

“Estamos muy contentas y agradecidas con Consorcio Oaxaca! Sin duda ya tenemos buenos resultados, desde la convivencia, la organización, las pláticas, los uniformes y claro los ánimos para el juego”, señaló Nancy García, directora técnica del equipo.