El día de hoy, las mujeres de Oaxaca nos hemos reunido para expresar nuestra más profunda solidaridad con las familias de las 125 mujeres y niñas, que han sido asesinadas de manera violenta, desde la Declaración de la Alerta por Violencia de Género en Oaxaca.

Todas y cada una de ellas, representan para nosotras, un motivo para estar aquí, para que sus voces silenciadas por la violencia machista, en complicidad con una violencia institucional, resuenen fuerte a través de las nuestras, exigiendo justicia.

Estamos aquí para denunciar, que a un año de que la Secretaría de Gobernación, a través de la CONAVIM, decretara la Alerta por Violencia de Género contra las Mujeres en 40 municipios, las instituciones responsables de la prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia de género, debiendo velar por la seguridad y la justicia, han actuado bajo la premisa de la simulación, la complicidad y la omisión, dando paso a la impunidad que rompe  el tejido y la estabilidad social, el Estado ha fallado.

Denunciamos que los gobiernos Federal, Estatal y de los 40 municipios con alerta por violencia de género, no han cumplieron con su responsabilidad y esta falta de cumplimiento la han pagado con sus vidas 125 mujeres y niñas oaxaqueñas, a quienes se les cegaron sus proyectos de vida, les negaron los derechos fundamentales a la libertad, la seguridad, la integridad física, dando como consecuencia la violencia más grave que se puede enfrentar: EL FEMINICIDIO

Denunciamos dilación, simulación e incumplimiento a las acciones de emergencia que fueron mandatas para actuar estableciendo Medidas de Seguridad, Medidas de Justicia y Reparación del Daño, y Medidas de Prevención Urgentes, es claro, no se cumplieron y dieron origen a un incremento de la violencia feminicida y el feminicidio en Oaxaca.

La  gran cantidad de declaraciones y actos simulados del Estado nos dan la razón, a unos días que se cumpla el año, en la Tercera Sesión Ordinaria del Sistema para la atención, sanción y erradicación de la violencia de Género apenas firmaron el convenio para acciones que se debieron echar a andar en los primeros días de la emisión de la alerta, acto en que estuvo presente un fiscal que niega la existencia de los feminicidios maquillando sus cifras, un gobernador que ha pagado favores con sus improvisadas titulares de la Secretaría de las Mujeres de Oaxaca, no hay acciones frontales, no hay acciones efectivas, ello ha costado la vida a las mujeres.

Nosotras nos hemos dado a la tarea de monitorear los hechos ocurridos durante este año y los datos son alarmantes: De las 125 niñas y mujeres que han sido asesinadas de manera violenta, han ocurrido un 65 % en los municipios con alerta de género y un 35 % en municipios sin alerta. Del total de los 125 casos, un 26 % ocurrieron en el Istmo; 18 % en la Costa; 16 % en el Papaloapan al igual que en Valles Centrales; 14 % en la Mixteca; un 6 % en la Sierra Sur y, finalmente, 2 % se ubicaron en la Sierra Norte y la Cañada.

Dentro de las principales formas de asesinato, el 59 % fue por armas de fuego; 11% por apuñalamiento; 7 % por golpes, y 4 % por asfixia. Y en cuanto a sus edades, los porcentajes más relevantes indican que el 28 % tenían entre 16 y 29 años; 24 % entre 30 y 44 años, y 4 % eran menores de 15 años.

La realidad que vivimos en Oaxaca dista mucho de lo que las autoridades plantean y señalan haber hecho. Un año después siguen anunciando con bombo y plantillo, en sendos actos públicos de lucimiento personal del funcionariado público, los programas de acción que habrán de emprender cuando, a un año de distancia, lo que deberían presentar son resultados de las acciones realizadas para brindar seguridad, justicia y para prevenir la violencia patriarcal en todas sus expresiones y tipos, así como las destituciones y sanciones penales a quienes como funcionarias y funcionarios tienen la obligación de garantizar el acceso a la justicia y que a lo largo de este año se han vuelto cómplices de los feminicidios en Oaxaca.

Sin duda alguna podemos afirmar que Oaxaca, a tres años del gobierno de Alejandro Murat, no cuenta con una política pública en materia de atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres, y eso deja en evidencia su falta de voluntad política.

Que la alerta de Género en Oaxaca se ha desquebrajado por la simulación y complicidad por parte del ejecutivo y quedó reducida a acciones de escritorio, fotos y eventos que no han tenido impacto.

Por lo anterior, EXIGIMOS ante los tres niveles de gobierno y los poderes, ejecutivo, judicial y legislativo:

  1. Que el Gobernador  haga público el presupuesto destinado a cada instancia para la implementación de la Alerta de Violencia de Género y los indicadores de efectividad de cada una con dicho presupuesto y que inicie un proceso de destitución de las y los funcionarios que no están a la altura de la gravedad de la violencia feminicida en Oaxaca para que personas sensibles y con perfil ocupen dichos cargos.
  2. Un informe detallado de cada una de las acciones que han implementado en cada instancia y los resultados alcanzados (SSP, FISCALIA, SMO, CADH, SECRETARIA DE PUEBLOS INDÍGENAS)
  3. Que el gobernador convoque de manera inmediata a los 40 presidentes municipales que tienen la obligación de implementar las acciones de la Alerta de Género.
  4. Que las instancias que recibieron los fondos que la CONAVIM, hagan un informe público de la aplicación de los mas de 12 millones asignados a Oaxaca y los resultados de dicha ejecución.
  5. Que el Poder Legislativo del Estado de Oaxaca haga un revisión exhaustiva del ejercicio de los recursos asignados en la materia, en el marco de la revisión de la Cuenta Pública.
  6. Que en el marco de la aprobación del Presupuesto de Egresos del siguiente año se etiqueten recursos para que en la auditoría y revisión puedan ser verificados.

 

Oaxaca de Juárez, Oaxaca a 30 de agosto del 2019  

 

Atentamente

¡Las mujeres que aún estamos vivas!

¡No más alerta simulada!

¡Por la vida y la Justica para las mujeres ¡

¡Ni una Más!